Mi compañero de entreno: “el viejillo”.

13124590_10209261960448780_9041836899635375230_n

Y para nada es algo peyorativo lo de viejillo. Es muy canario referirse a esas personas que ya pasados los setenta años irradian una energía que hace que los veas como alguien cercano, como de la familia. En su rostro suelen reflejar un serenidad del que ha pasado por todo y ha visto de casi todo, comprende que muchas cosas no las va a entender y lo asume, ya no tiene edad, tiempo,ni ganas para buscar el porqué de las cosas que pasan. “Vive y deja vivir” suele ser su lema.

Soy una persona tímida, pero mis padres me enseñaron que hay que ser educado y cuando te saludan debes de devolver el saludo. Así empezó todo con el viejillo… Continuar leyendo

Runnorexia. A vueltas con las adicciones y las etiquetas.

PET_-_Human_Addiction

En una sociedad de la información como la actual es importante mantener un punto de vista crítico e incluso escéptico cuando se leen según que cosas. Hace unas semanas oía por primera vez el término “runnorexia“, me llegó a través mi perfil de Facebook y decidí leer el artículo aunque me imaginaba lo que podía encontrarme (al final del post dejo el enlace).

“He tenido pacientes que por consumir drogas han dejado el sexo o la comida. Hay pacientes que por ir al gimnasio dejan de ver a su familia o de acudir a su trabajo.” afirmaba Eduardo Carreño (psicólogo y especialista en conductas adictivas),”El 18% de las personas que practican ejercicio físico de forma rutinaria pueden considerarse adictas, aunque probablemente ellas lo desconozcan.” era otra de las afirmaciones que aparecían en el artículo y cuya fuente era una tesis doctoral   “Adicción al deporte: estandarización de la escala de detección SAS” realizada por Virginia Antolín. No tengo las herramientas ni la formación,aunque estamos en ello, para rebatir estas afirmaciones y alguna otra que aparecen en el texto, pero como runner aficionado,y por lo que veo “adicto”, intentaré dar mi opnión. Continuar leyendo