post

…Y la Tierra descansó de los humanos.

El origen del planeta Tierra puede ser rastreado hace más de 4550 millones de años, mientras que la vida en él surgió casi mil años después de su formación. Es el hogar de miles de millones de especies, entre los cuales destacan los seres humanos, hasta la fecha es el único lugar en donde se ha comprobado la existencia y el desarrollo de la vida… y llegados a este punto, yo me pregunto, ¿por qué le hemos causado tanto daño?, ¿que nos ha llevado a destrozar ese planeta que nos dio la vida y que nos permitió disfrutar de cosas maravillosas?, ¿hasta dónde  pensábamos llegar con nuestro egoísmo y maltrato a la naturaleza?

Los humanos, con nuestra ansia de poder, hemos ido destrozando todo lo que nos molestaba a nuestro paso, todo aquello que desde nuestro punto de vista, impedía un desarrollo de la sociedad, y estoy segura de jamás se sentaron a pensar que algún día la naturaleza nos pasaría una gran factura.  El cambio climático, es el alto precio que  estamos pagando por lo irresponsable que hemos sido, y aunque grandes mandatarios, digan que no existe, no tenemos más que mirar las cosas que van sucediendo. Grandes inundaciones, incendios devastadores , olas de calor , invasión de aire sahariano, deshielo de los glaciares, aumento del nivel del mar. Algunas perceptibles y sufridas por la mayoría de la población, de otras igual somos menos consientes.

Ahora el mundo se ha «parado» y no me refiero a que haya dejado de girar, sino que  la población debido a circunstancias que no esperaba, se ha visto obligada a dejar «de vivir» al ritmo que ellos querían.  Los aeropuertos  se han cerrado a nivel mundial, se han cerrado fronteras, se ha parado la actividad industrial , se han cerrado carreteras, prohibido los turistas, prohibido salir a la calle…y aunque todo ello ha provocado una caída global de la economía, con un cierre de mercados, y aunque para nosotros sea el mayor de los desastres, para la TIERRA es el mayor de los respiros, y es que dentro de lo malo que ha traído esta pandemia, ha surgido algo favorable para el medio ambiente, el cual ha visto como en estas pocas semanas, sus condiciones han mejorado.

  • los niveles de contaminación en el aire de china , se han reducido .
  • los canales de Venecia, vuelven a ser transparentes y se pueden ver los peces.
  • animales en las ciudades, un ejemplo seria delfines en Venecia, jabalíes en Barcelona, ciervos en Tokio, un rebaño de cabras que se cuela en un hotel en Fuerteventura…

La naturaleza estos días va recuperando poco a poco lo que es suyo, los animales vuelven a ocupar aquellas zonas, que los humanos en nuestro profundo egoísmo les fuimos quitando. Esta mañana leí algo que me pareció una locura muy interesante: un vez al año el mundo debería parar y dejar que la naturaleza fuese libre. ¿Podríamos hacerlo? ¿Seríamos capaces? Ojalá! (Cande)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *