Algo debe tener esto de correr.

Pues sí, algo debe de tener porque que una persona como yo, con más de media vida de sedentarismo, no pueda estar más de dos semanas sin calzarse las zapatillas y salir a gastar suela. Tiene que tener detrás algún misterio…

Hace como cosa de 1 mes empecé a notar ciertas molestias en el tobillo izquierdo. Al principio lo achaqué a alguna mala postura del pie y seguí dándole al ritmo que me puedo permitir en estos momentos por cuestiones laborales y personales, es decir, una vez entre semana y el finde.

IMG_20171020_213835_190Como la cosa no iba a mejor empecé a preocuparme, el dolor empezó a subir hacia la rodilla y ya lo de menos era el tobillo. Y como soy de los de “ya se pasará“….. Pero a veces tienes la suerte que cerca está quién te dice lo mismo que todo el mundo, pero de otra forma: “Sabes que correr es algo que te encanta hacer. Vete al fisio, ya!” Lo hice. Nada grave…quizás una sobrecarga puntual o debida a los 5 años que dentro de poco haré en esto que algunos llaman “la moda de correr” y que para mí se ha convertido en parte de mi vida.

Hoy, dos días después del masaje y acupuntura que me aplicó el fisio, la ansiedad me pudo. No tanto como para echar a correr, que no me faltaron ganas, pero sí para ver que el tobillo iba mejor y que el dolor de la pierna desaparecía caminando unos 3kms por donde vivo.

Lo curioso es que no me considero una persona impaciente, sino todo lo contrario. Soy de los que se toman las cosas con calma. Pero en lo que tiene que ver con mi afición por correr pierdo un poco la paciencia cuando hay que estar parado de forma forzosa. Y como digo en el título del artículo,algo debe de tener esto de correr …que te cambia hasta tu forma de comportarte.

Algunos hablan del running como una droga, que engancha. Probablemente tenga su explicación fisiológica, no lo dudo, de lo que si estoy seguro que he pasado de estar tumbado en el sillón viendo la tele y con hábitos más que discutibles en cuanto a alimentación, a no poder estar más de dos semanas quieto sin hacer ninguna actividad física. Droga o no, seguiré con ella mientras mis piernas me aguanten sobre ellas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>