Resiliencia y deporte, ¿una relación bidireccional?

Josue_Benitez_100m

La “resiliencia” es uno de los términos de moda en psicología y psiquiatría en los últimos años, es lógico, si nos atenemos a la definición de Stefan Vanistendael : “la capacidad de tener éxito de modo aceptable para la sociedad, a pesar de un estrés o de una adversidad que implica normalmente un grave riesgo de resultados negativos” No hay mejor momento para el estudio y difusión de este concepto que una crisis como la que atravesamos o hemos atravesado (según el punto de vista de cada uno).

Aunque es algo actual, no es nuevo. Sobre la capacidad del ser humano para sobreponerse y seguir adelante se ha hablado mucho en psicología, y constructos relacionados con la resiliencia como hardiness (dureza) o personalidad resistente han sido objeto de numerosos estudios y trabajos.

Como suele pasar en las últimas décadas, cuando un concepto psicológico cobra relevancia se suele aplicar a los más diversos ámbitos de la vida. El que nos ocupa hoy no es una excepción…

Price Promise 4


Osaka07_D2M_400m_Ana_Guevara_Novlene_WilliamsSeamos sinceros, despertarnos a las seis de la mañana para ponernos a levantar pesas, correr 10 kms o nadar 20 piscinas no es algo que hagamos porque viene programado en nuestro ADN (salvo en algunos casos :D ) . Si el día anterior suspendimos un examen para el que llevábamos tiempo preparándonos, nos equivocamos con el trabajo de un cliente fundamental para la buena marcha de nuestra empresa o nos dejó la pareja, y a pesar de todo hemos cumplido con nuestras rutinas de ejercicios probablemente es que tenemos una buena capacidad de resiliencia (interpretando el término como un rasgo de nuestra persona).

No es que la persona “resiliente” sea inmune al estrés, sino que tiene una especial habilidad para recuperarse de eventos negativos. Y esto viene de “serie” o lo adquirimos ¿? ,pues es una de las cuestiones que se siguen investigando, aunque estudios dan importancia a una serie de aspectos durante la infancia (parece que es un periodo especialmente sensible en cuanto a la adquisición de resilencia) que tendrían cierta relevancia: “el temperamento biológico y las características internas, especialmente la inteligencia; locus de control interno o dominio;la familia y el ambiente de la comunidad en la que el niño vive, especialmente en relación con su crianza y las cualidades de apoyo que están presentes; y, el número, intensidad y duración de circunstancias estresantes o adversas por las que ha pasado el niño, especialmente a temprana edad.”

Abandonar una carrera, lesionarse, no cumplir con las marcas, ser superado en el último momento o perder el partido por una decisión injusta del árbitro son cosas a las que nos enfrentamos cuando practicamos cualquier deporte, y una buena capacidad de resiliencia nos ayuda a sobreponernos y seguir luchando por nuestros objetivos. Pero, ¿puede influir el deporte en nuestra capacidad de resiliencia?, ¿si practicamos deporte nos volvemos más resilientes ?.

“El deporte se puede asociar a aquellas cualidades que se identifican como “pilares de la resiliencia” : instrospección, independencia, confianza en sí mismo, curiosidad, iniciativa, optimismo, capacidad de relacionarse, creatividad, autoestima, exoestima (construcción de redes sociales frente a circunstancias adversas), pensamiento crítico, aptitudes resolutivas, compromiso con la tarea, flexibilidad ante los cambios y actitud ética y solidaria. Todo lo comentado constituyen capacidades que suelen forjarse y fortalecerse a través de la práctica deportiva” (Dr. Hugo Dramisino Médico Psiquiatra, Universidad de Buenos Aires).

Parece evidente la respuesta a la pregunta que planteábamos al principio de este post. Efectivamente, ser resiliente va a ser un punto a tu favor cuando tengas que enfrentarte a los continuos retos que supone competir en cualquier deporte, por otro lado, si tu capacidad de resiliencia no es tu mejor cualidad piensa que puedes trabajar para mejorarla,un metanálisis publicado este año 2015 establece una serie de conclusiones muy interesantes sobre cómo el deporte puede aumentar la resiliencia en las personas:

-“…las personas que participaron en tratamientos que involucraron algún tipo de actividad física mejoraron significativamente más la resiliencia, con respecto a aquellas que no lo hicieron.”

- “…las variables sexo (mujeres y grupos mixtos), agente estresor, edad, tipo de tratamiento y duración de la sesión hasta los 150 minutos moderan de manera significativa los efectos del tratamiento en la resiliencia.”

-“…es recomendable para las personas que poseen agentes estresores de tipo fisiológico, psicosocial o intelectual, participar en programas que incluyan actividades físicas de intensidad vigorosa o baja, que preferiblemente se combinen con actividades psicoeducativas, para obtener una mejor asimilación del constructo de la resiliencia y, con sesiones que preferiblemente duren hasta los 150 minutos.”

IMG_20150504_174834Independientemente de que con el tiempo el término resiliencia se consolide y forme parte de la lista empleada por la psiquiatría o psicología para definir el self , lo que está claro es que conseguir una mejora en nuestra capacidad de afrontar los inconvenientes que en forma de estresores o acontecimientos traumáticos encontramos a lo largo de la vida es algo que merece la pena seguir estudiando y divulgando.

*Fuentes:Sinopsis (APSA revista) ;Meta-análisis del efecto de la actividad física en el desarrollo de la resiliencia (Cecilia Enith Romero Barquero Universidad de Costa Rica-Federación Española de Asociaciones de Docentes de Educación Física ) ;Resiliencia: definición, caracterísitcas y utilidad del concepto (Elisardo Becoña Facultad de Psicología, Universidad de Santiago de Compostela)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>