Azúcar:ángel o demonio.

azúcar

No voy a mentir, soy goloso y me gusta lo dulce. Si me dan a elegir entre lo dulce y salado,mi tendencia es inclinarme hacia lo primero. Creo que esto no es nada malo, “para gustos los colores”, pero debo de admitir que en los últimos años he moderado bastante su consumo no sólo por el cambio en mis hábitos alimenticios, también me he visto influido por cantidad de información y estudios que me han hecho ver lo conveniente de tener un control sobre el consumo de azúcar.

Diabetes,obesidad son palabras que enseguida vienen a nuestra mente cuando se habla de azúcar y salud. Pero como en muchas otras cosas, no es algo directamente proporcional, hay diversos factores que influyen en la aparición de estas u otras patologías que tienen que ver con lo dulce, eso sí, es como cuando juegas a la lotería, es más probable que te toque si compras muchos números. Abusar del azúcar es comprar muchos números para que te toque un premio que no te va a gustar :(

Recientemente la OMS recomendaba bajar el consumo de “azúcares libres” (los que se añaden a los alimentos) por debajo del 10% del total de calorías diarias en la dieta de un adulto. Francesco Branca (director of World Health Organization Department for Nutrition for Health and Development) afirmaba que mantenerse por debajo de ese porcentaje reducía el riesgo de sobrepeso,obesidad y caries. Este 10% equivale aproximadamente a 50 gr. (10-12 cucharitas de té). Esto NO quiere decir que si consumes por encima de ese porcentaje padecerás alguna de las patologías mencionadas, pero siempre será mejor para tu salud quedarte corto que pasarte.

Para tener una imagen gráfica de lo que estamos hablando adjunto la siguiente infografía que muestra la cantidad de “azúcares libres” en algunos alimentos.

alimentos_con_mucho_azucar

Como podemos ver, es fácil que superemos las cantidades recomendadas por la OMS si nos dejamos tentar por un par de alimentos de los que aparecen arriba, pero si nos gustan no tienen por qué ser desterrados de nuestra dieta. Intentar mantenerse por debajo de ese 10% recomendado es algo factible aunque de vez en cuando “pequemos” y nos bebamos una coca-cola, comamos un trozo de tarta o repitamos el flan del postre.

Un dato curioso aportado por personas sanas que han reducido al mínimo el consumo de “azúcares añadidos” en sus dietas es que disfrutan más intensamente de alimentos dulces que no poseen este tipo de azúcares, como pueden ser las frutas y algunas hortalizas.

Personalmente puedo comentar que llevo tiempo usando miel como manera de endulzar la leche o té y como segunda opción el azúcar moreno. Me he dado cuenta que la cantidad que utilizo de estos edulcorantes cada vez es menor (apenas 1 ó 2 de cucharillas en todo el día), eso sí, mi trocito de tarta de manzana o un rosquete lagunero de vez en cuando a veces provocan que me acerque al ya comentado 10%, pero como ya dije al principio…soy goloso ;)

Por último, quiero dejar el siguiente enlace a un interesante documental titulado ” Sobredosis de azúcar ” (hacer clic aquí ), perteneciente a la serie que emiten en la2 de TVE: “Noche temática“.

A la larga, lo más dulce amarga.“-Anónimo-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>