Mantén el Autocontrol en “ON” si quieres tener éxito con tu dieta.

Autocontrol_on

Modificar nuestros hábitos alimenticios supone un cambio importante no sólo a nivel fisiológico, independientemente de cuál sea el objetivo de nuestra nueva dieta (aumentar,disminuir o mantener el peso), sino también psicológico. Supongamos que image-14452_grandellevamos años o décadas consumiendo el doble de calorías de las que nuestro organismo quema diariamente, o por el contrario sólo ingerimos la mitad de lo que deberíamos,será necesario algo más que poner un candado en la nevera o añadir más cantidad de macarrones al plato para que consigamos cambiar pautas que se han ido consolidando durante años.El Autocontrol se hace necesario, sobre todo cuando nuestro objetivo es bajar unos kilos o seguir en el mismo peso.

Algunos estudios revelan que una persona es capaz de adquirir un nuevo hábito en 21 días(ver link), e independientemente de que sean 21,22 o 193 días, sí que es algo que se puede conseguir en relativamente poco tiempo,pero no se nos puede escapar que una cosa es adquirir y otra es consolidar. No parece tener mucho sentido que algo que hemos hecho durante años desaparezca de nuestra conducta para siempre en unos pocos días.

Comer es algo que necesitamos,una motivación primaria para cualquier ser humano, cuando tenemos hambre o falta de energía tenemos que comer sí o sí, no necesitamos pensar mucho sobre eso.Pero alimentarnos para conseguir un objetivo requiere la intervención procesos mentales un poco más complejos, cómo los que tienen que ver con la toma de decisiones,planificación,Memoria a Largo Plazo,etc. y trataré de explicarlo con un ejemplo sencillo y cotidiano:In-N-Out_Burger_cheeseburger_and_fries vamos caminando por la calle y sentimos una sensación en el estómago que nos recuerda que hoy hemos desayunado poco,tenemos hambre…compramos algo y lo comemos.Rápido y sencillo,hemos tenido una necesidad y la hemos cubierto.Pero, ¿y si estamos en un momento de nuestra vida en el que hemos decidido perder unos kilos que nos sobran?La cosa se complica un poco: empezaremos intentando averiguar si lo que nos pasa es que tenemos hambre, si es así no podemos resolver la situación de cualquier manera,debemos pensar que es lo que podemos comer que no nos afecte a nuestra dieta y que resuelva nuestra necesidad,luego decidir en qué lugar comprarlo y cuánta cantidad…como vemos son unos pocos pasos más que debemos dar hasta solucionar nuestro “problema”.

Y es durante la segunda parte del ejemplo donde el Autocontrol se hace fundamental, ya que miles de años de desarrollo como especie ha provocado que busquemos la máxima recompensa con el mínimo esfuerzo. Es difícil poner freno a una conducta con una inercia tan acentuada y por eso se hace necesario recurrir a poner en ON procesos mentales de nivel superior como los que intervienen en el Autocontrol.

No quiero dar la impresión que todo se reduce a saber de aritmética (sumar o restar calorías de la dieta para conseguir el objetivo deseado)  y controlar los impulsos, ni mucho menos, hay más aspectos internos y externos a la persona,que nos afectan y pueden hacer que no cumplamos con nuestras expectativas. Pero en el post de hoy he querido hacer referencia al Autocontrol por ser un aspecto crucial a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de dieta.

Por último, quisiera terminar poniendo un ejemplo de una serie de tareas muy sencillas de llevar a cabo y que pueden ayudarnos para activar o mantener nuestro Autocontrol:

- Autorregistro de consumo de alimentos y situaciones en las que se consumen: El objetivo principal es tomar conciencia de lo que comemos en cada momento y de las variables que controlan la ingesta.

- Autorregistro de actividad:Es importante establecer cuál es nuestro nivel de actividad física diaria.

Establecimiento de metas y submetas adecuadas:Es importante pensar en una meta final realista y adecuada a nuestras características. Así mismo, para mantener un buen grado de motivación y de adhesión a la dieta, se necesita marcar submetas u objetivos parciales previos a la consecución del objetivo final (obtención del peso deseado).

Control estimular:Se refiere tanto al consumo de alimentos como a la situación misma de la ingesta.

Autorrefuerzo:Para mantener la motivación, es importante aprender a reforzar nuestro esfuerzo y la consecución de las submetas establecidas con la utilización de distintos reforzadores (externos e internos).

Registro semanal del peso:Llevar la anotación semanal del peso.

 

*Nota: Desde ConsiguetuMeta siempre recomendamos ponerse en manos de un especialista para lograr unos resultados óptimos. En lo referente a la nutrición, desde nuestro punto de vista ,lo más eficiente es acudir a un centro dónde nos puedan poner en manos de un equipo interdisciplinar que nos ayude a afrontar con éxito nuestra Meta.

**Fuente consultada: “Intervención cognitivo-conductual en pacientes obesos:implantación de un programa de cambios en hábitos de alimentación.” (Mª. Isabel Casado, Nuria Camuñas, Rosario Navlet,Belén Sánchez, Julia Vidal)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>