Burnout deportivo: practicar deporte también puede “quemarte”.

Del_Potro_wins_the_Medal_Bronze_in_London_2012

Muchas personas empiezan a practicar deporte buscando una forma de evadirse del estrés diario, olvidarse por unos momentos de los problemas, relajarse,etc. Y es cierto que todo esto, junto con una mejora en el estado físico general y en la salud, se consigue con la práctica deportiva diaria. Pero en ocasiones, como ocurre con otros aspectos de la vida del ser humano,puede ocurrir que una misma cosa que nos es beneficiosa puede convertirse en perjudicial.

El burnout o síndrome del quemado es algo que solemos asociar a la vida laboral y sobre todo a determinadas profesiones como: médicos, profesores, profesionales de los servicios sociales, etc. En la década de los 70’s se hacía la primera definición formal del término como “síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal que puede ocurrir entre individuos cuyo trabajo implica atención o ayuda a personas“(Cristina Maslach). Estudios posteriores han demostrado que el síndrome del quemado puede afectarnos independientemente de la profesión que ejercemos e incluso en otras facetas de nuestra vida como puede ser la práctica deportiva.

Tanto seas profesional o amateur en el deporte, hay una serie de variables que pueden predecir si vas camino de quemarte,  y que se pueden agrupar en :

1-Dinámica propia del deporte y la competición: tienen que ver directamente con el desempeño habitual del deportista,pero ajenas a sus características personales(p.e.: monotonía en los entrenamientos)

2-Personales: factores de la personalidad o estilos de pensamiento que pueden predisponer al síndrome(p.e.: se tienen unas expectativas que no son realistas en cuanto a los logros)

3-Del contexto ambiental: circunstancias ajenas al deporte que pueden influir en él y provocar el síndrome(p.e.:falta de apoyo)

Boston_marathon_mile_25_helper_050418Y si, como por otra parte parece lógico, no somos capaces de predecir que nos vamos a quemar hasta que lo estamos,¿cuáles son las consecuencias? Hay una que sobresale por encima y en la que coinciden la mayoría de autores que han abordado este tema…el abandono prematuro del deporte.  En muchas ocasiones no es una retirada definitiva sino temporal y con el tiempo el deportista vuelve aunque normalmente se han producido cambios en la forma de afrontar la práctica deportiva.

Otras consecuencias del burnout deportivo apuntadas por autores como James Loehr son:

-Nivel fisiológico: Tensión y fatiga no acorde con el momento deportivo. Mayor susceptibilidad a enfermedades y lesiones.

-Nivel conductual: Desorganización en otros aspectos de la vida, disminución de recursos obtenidos del entorno debido al alejamiento y abandono del contacto con el mismo, y alienación.

El porcentaje de deportistas que sufren el síndrome burnout se puede situar entorno al 6-7 %. Aunque no es una cifra muy elevada sus efectos a nivel emocional y conductual en el que lo padece, que llegan hasta la aversión al deporte, son suficientemente importantes para que se tenga en cuenta y siga siendo objeto de estudio por parte de la psicología.

**Fuente: “Burnout en deportistas:un estudio de la influencia de variables de personalidad, sociodemográficas y deportivas en el síndrome.“(Enrique J. Garcés de Los Fayos Ruiz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>