Que las vacaciones no afecten a tu forma física.

girl-14704_640
En pleno periodo estival donde palabras como desconexión,relax,buena vida se nos vienen a la mente no debemos olvidarnos de reservar un “ratito” para mantener nuestra forma física. Esto no significa que sigamos con la misma rutina que realizamos durante el resto del año, pero tampoco que dejemos de lado la práctica del ejercicio y los buenos hábitos alimenticios.

Sabías que tras 2 semanas de inactividad tu capacidad aeróbica se ve sensiblemente afectada y que la pérdida de masa muscular puede ser del 1-5% si dejamos de entrenar durante un mes.

Como siempre que se recurre a las estadísticas hay que aclarar que estos datos son una referencia,habrá personas que tras 1 mes de inactividad apenas noten diferencias en su rendimiento deportivo y otras que a la semana ya padezcan los efectos de la falta de entrenamiento. Factores como la genética,edad,tiempo practicando deporte,etc. influyen de distinta forma en cada individuo, sin olvidar aspectos psicológicos como los emocionales y motivacionales.

En unas declaraciones realizadas a la agencia  Europa Press por el doctor Albert Lecube, coordinador del Grupos de obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) expone con referencia a las vacaciones que: “Realmente es difícil cuantificar cuánto se engorda, pero la media vienen a ser unos 3 kilosse debe a que se produce”el abandono de los hábitos que uno va adquiriendo durante el año“. Lo del peso es un dato estadístico que como ya dijimos es hasta cierto punto objetivo,pero lo que si es importante es lo referente al abandono de los hábitos. La verdad es que es curioso como somos las personas,la facilidad que tenemos la mayoría para pasar de entrenar de forma moderada-intensa 90 min. al día, controlando nuestra nutrición e hidratándonos adecuadamente, a llegar al punto máximo de expansión de nuestro estómago si nos alojamos en un Hotel con la “pulserita” de todo incluido.

En ConsiguetuMeta creemos que es necesario y saludable desconectar de la rutina diaria.Disfrutar de algunos placeres que normalmente y por diferentes motivos no te puedes dar. Pero no se debe perder la perspectiva,con esto queremos decir que:

p101000821-Con respecto a la práctica de deporte durante las vacaciones,creemos que es más un tema de intensidad que duración. Sacar esos 60-90 mins. que dedicas a tu entrenamiento diario en el periodo de vacaciones no debe de ser ningún problema,piensa que el resto del año lo haces y tienes muchas más obligaciones (estudios,trabajo,hijos,etc.) , eso sí, no es cuestión de “darlo todo”.Si p.e. lo tuyo es el fitness puedes aprovechar algunas de las equipaciones con las que se han dotado muchas ciudades en sus paseos,playas o parques para ejercitarte de forma moderada. La idea es “decirle” a tu cuerpo que estás de vacaciones no inactivo. Si lo tuyo es el running y tienes una playa cerca,por qué no ejercitarte dando paseos por la orilla de manera que el agua llegue a una altura donde te sirva de resistencia. Sometes a tus piernas a un esfuerzo que supone mucho menor impacto y carga que con las sesiones de running que realizas habitualmente.
La idea es la de seguir practicando deporte,aunque sea con menos intensidad, para mantener el hábito, ya que la transición que tendremos que realizar cuando llegue ese fatal momento que supone la vuelta de la vacaciones seguro que será menos traumática.

premier-le-reve-hotel-Y volviendo a la nutrición,debemos de tener en cuenta que como dice el citado doctor Albert Lecube “En vacaciones uno se olvida, y tampoco pasa nada porque se ganen unos kilos de peso. No hay que poner el grito en el cielo…” Efectivamente, ganar unos pocos kilos no es mayor problema si no nos dejamos llevary al volver del periodo de descanso no nos olvidamos que ha sido un pequeño paréntesis en nuestra dieta que hay que cerrar.
Hay que volver a controlar de forma adecuada nuestra alimentación.Se recomienda que durante esta vuelta a nuestros hábitos aumentar la cantidad de agua ingerida para favorecer la expulsión de toxinas; evitar comida grasa; reducir el consumo de alcohol y azúcares, y limitar el consumo de sal.

6437210029_cb9e0158ee_zDisfruta de las vacaciones y el descanso tan merecido,pero no te vayas muy lejos de la senda marcada ya que te será más difícil volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>