Nunca es tarde si tienes ganas.

IMG-20140624-WA0006
El post de esta semana para nuestra sección CUÉNTANOStuMETA es especial, ya que la persona que quiere compartir con nosotros su experiencia la conozco desde hace unos 35 años, mi AMIGO Iván (el “flaco”).
No sé si es lo que llaman la crisis de los 40 la culpable o las casualidades,pero igual que me pasó a mí que encontré en el Trail algo que me entusiasma y me gusta cada vez más, él también ha encontrado su forma de disfrutar haciendo deporte en contacto con la naturalezanos lo cuenta a continuación.

Lo cierto es que no sé cómo empezar, para ser sincero he tenido que buscar un álbum de fotos para así poner una fecha exacta y la edad que tenía en aquel entonces, puede parecer el comienzo o el titulo de una película, pero puedo asegurarles que no es así…

Fue en el verano de 1985, tenia doce años, cuando asistí a un campamento de verano, fue un verano inolvidable, muchísimas aventuras y lo increíble de todo, el día que practicamos deportes de riesgo,(jajaja de riesgo , con esa edad todo se magnifica). Rappels, tirolina, pasar el cauce de un barranco con una cuerda.
Pidieron voluntarios y mi brazo se levanto solo como por arte de magia, cierro mis ojos y recuerdo el maravilloso sonido que producen los mosquetones contra el ocho, la sensación del arnés , fue entonces cuando desde lo alto de una pared descendí como una araña, fue increíble, quería repetir , pero el resto de los niños tenían que hacerlo también.

IMG-20140624-WA0003No volví a practicarlo, me gustaba y sentía añoranza por ese deporte, pero no conocía a nadie con quien volver.

Pasado veintiocho años, un día un amigo me dice que iba a correr con un grupo y que le acompañara , en eso que empezamos a entrenar y me comentan que si me animaría a “hacer un barranco”, cuál fue mi sorpresa cuando me dicen de hacer rappels, no dude ni un solo segundo en decir que sí.
Fue un domingo, con ya cuarenta años cuando caminé junto a dos maestros de este maravilloso deporte, y fue en aquel barranco donde me inicié, donde bajé mi primera pared, donde mi corazón bombeaba litros de sangre de la emoción, donde después de una salida técnica para principiantes no sabía si seguiría haciéndolo o no. Hice mi primer “volado” de varios metros de altura.

Fue entonces cuando me entraron unas ganas locas por volver a repetir, igual que cuando era un niño, volver a subir y bajar. Desde ese día esperamos ansiosos nuestras reuniones para saber que barranco vamos a explorar. Cuando veo las montañas, ya las veo diferentes, veo en ellas lugares donde ir, senderos, paredes, en ellas ves otra forma de vida. Aunque creo que la mejor forma de hacerles entender lo que digo es recomendarles que lo practiquen.

Gracias Iván por colaborar con nuestra web contándonos tu experiencia en Descenso de Barrancos. Sabes que tenemos un café pendiente.

Por si alguien se anima  Club de Espeleología y Montañismo Roque Largo.

375726_709913149033572_1137345519_n

2 thoughts on “Nunca es tarde si tienes ganas.

  1. Pingback: Micheal

  2. Pingback: Gregory Smith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>