La boca. Su influencia en nuestra salud y bienestar general.

51_Post
Como asesor dental, son incontables los casos que me he encontrado con problemas bucodentales. Todos ellos con un nexo común, el abandono y desconocimiento de una de las partes que juega un rol fundamental en nuestra salud y bienestar…..la boca. Espero ayudar, con este post y otros que se publicarán más adelante, a comprender y mentalizar de la importancia y beneficios que aporta el tener una boca en buenas condiciones.

La boca participa activamente en la respiración y nos sirve tanto para tomar, como para eliminar el aire durante la respiración forzada. Incluso, ciertas personas
utilizan la boca para tomar y eliminar el aire
en la respiración habitual: son los denominados “respiradores bucales”, los que muy frecuentemente presentan una obstrucción en la vía nasal y se acostumbran a respirar mayormente por la boca. La respiración bucal puede generar una alteración en el crecimiento y el desarrollo de los músculos de la cara, los huesos maxilares y la posición de los dientes.

La boca es el primer órgano y el punto de inicio del aparato digestivo y gracias a ella, podemos: recibir, cortar, masticar, triturar, moler, digerir y tragar nuestros alimentos. Con una boca enferma, nos exponemos a tragar bacterias dañinas, digestiones complejas o derivar a problemas digestivos.

En los primeros años de nuestra vida, la utilizamos más que otros sentidos, para descubrir la consistencia y textura de las cosas.
51_1PostUn niño pequeño se lleva los objetos desconocidos a la boca, mucho más que a los ojos u orejas. A la vez, si toma un grano de arena entre los dedos o si lo observa, podrá identificar sus propiedades de un modo mucho más limitado en comparación de tomarlo entre sus dientes. Otra demostración de alta sensibilidad y sensorialidad que caracteriza a la boca es la costumbre de los niños de chuparse el dedo. Esta capacidad sensorial, juega un rol crucial en nuestro sistema de defensa y en nuestra autoconservación (p.e.: si recibimos un alimento extraño o en mal estado, nuestra boca nos avisa respecto al riesgo de ingerirlo y muy probablemente lo expulsemos).

La boca nos permite comunicarnos eficientemente. Con ella emitimos sonidos y gestos con los que nos comunicamos con las demás personas. Además las características externas de la boca y la presentación de nuestros dientes forman parte de nuestra apariencia física. Por consiguiente, son muy importantes en la imagen que proyectamos a los demás y el tener una boca agradable favorece las relaciones humanas y eleva nuestra autoestima.

Una boca sana es el reflejo de un cuerpo sano. Profundizaremos en un próximo post hablando sobre los hábitos higiénicos para mantener tu boca en perfecto estado. Una sonrisa puede ser el cambio que necesitas para conseguir tu meta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>