¿Sabes que te dicen los demás con su lenguaje corporal? (I)

Nuestras expresiones faciales, posición del cuerpo ó movimiento de nuestras extremidades son formas de enviar un mensaje a los que están a nuestro alrededor, la mayoría de las veces sin que nos demos cuenta de ello.

Esta capacidad de comunicación no verbal es heredada de nuestros ancestros,ya que los humanos vivíamos en sociedad mucho antes de que fuéramos capaces de articular un lenguaje. Para poder relacionarnos en sociedad fue necesario recurrir al lenguaje corporal.

Nacemos con la habilidad de comunicarnos, se ha demostrado que bebes de menos de 6 meses son capaces de reconocer estados emocionales en otros y mostrar sus propias emociones, aunque es verdad que no son conscientes de ello (tendrán que pasar unos años para que sea así).
Con la edad y las experiencias con nuestro entorno vamos aprendiendo a reconocer en los otros y a utilizar la comunicación no verbal. Cierto es que de una forma diferencial,hay personas con grandes aptitudes para el reconocimiento de lo que los demás quieren hacer o expresar sólo con observar detalles de su conducta.

En una entrevista de trabajo queremos dar una imagen de tranquilidad y seguridad en nosotros, porque probablemente nos ayudará para optar al puesto. Si tenemos un negocio y necesitamos que una o varias personas inviertan en el, nuestra imagen ha de transmitir que somos solventes y que vamos a devolver el dinero en las condiciones pactadas, etc. En estas situaciones y otras parecidas nuestro lenguaje corporal entra en juego.

Algunos de los “vocablos” de nuestro lenguaje corporal y su significado se presentan a continuación:

La palma de la mano: exhibir las palmas de las manos se ha asociado siempre con la verdad, la honestidad, la lealtad y la deferencia. Cuando alguien empieza a confiar en otro, le expondrá las palmas o partes de ellas.

El apretón de manos: cuando dos personas dominantes se estrechan las manos tiene lugar una lucha simbólica, ya que cada una trata de poner la palma de la otra en posición de sumisión. El resultado es un apretón de manos vertical en el que cada uno trasmite al otro un sentimiento de respeto y simpatía. Además, extender el brazo con la mano estirada y la palma hacia abajo es el estilo más agresivo de iniciación del saludo, pues no da oportunidad a la otra persona de establecer una relación en igualdad de condiciones. Esa forma de dar la mano es típica del macho dominante y agresivo que siempre inicia el saludo. Su brazo rígido y la palma hacia abajo obligan al otro individuo a ponerse en la situación sumisa, pues tiene que responder con su palma hacia arriba. El apretón de manos "estilo guante" se lo llama a veces "apretón de manos del político". El iniciador trata de dar la impresión de ser una persona digna de confianza y honesta, pero cuando usa esa técnica con alguien que se acaba de conocer, el efecto es opuesto.

Manos con los dedos entrelazados: es un gesto de frustración o actitud hostil y la persona que lo hace está disimulando una actitud negativa. Parece que existe una relación entre la altura a la que se sostienen las manos y la intensidad de la actitud negativa. Cuanto más altas están las manos, más difícil será el trato con la persona.

Los gestos con el pulgar: Se usan para expresar dominio, superioridad e incluso agresión; los gestos con los pulgares son secundarios, forman parte de un grupo de gestos. Representan expresiones positivas usadas a menudo en las posiciones típicas del gerente “frío” ante sus subordinados.
Los pulgares, que expresan superioridad, resultan más evidentes cuando una persona está dando un mensaje verbal contradictorio. Con frecuencia los pulgares salen de los bolsillos, a veces de los bolsillos posteriores, como para disimular la actitud dominante de la persona. Las mujeres agresivas o dominantes usan también este gesto. Los que muestran los pulgares suelen añadir a este gesto el balanceo sobre los pies para dar la impresión de tener mayor estatura.

Tocarse la nariz: El gesto de tocarse la nariz es, esencialmente, una versión disimulada de tocarse la boca (indica que se está diciendo una mentira). Una explicación del origen del gesto de tocarse la nariz es que cuando la mente tiene el pensamiento negativo, el subconsciente ordena a la mano que tape la boca, pero, en el último instante, para que no sea un gesto tan obvio, la mano se retira de la boca y toca rápidamente la nariz.

Rascarse el cuello: En este caso el índice de la mano derecha rasca debajo del lóbulo de la oreja o rasca el costado del cuello. Observaciones de este gesto revelan algo interesante: la persona se rasca unas cinco veces.
El gesto indica duda, incertidumbre, y es característico de la persona que dice: “No sé si estoy de acuerdo.” Es muy notorio cuando el lenguaje verbal contradice el gesto; por ejemplo, cuando la persona dice: "Entiendo cómo se siente".

Bueno, hasta aquí la primera parte de este post sobre la comunicación no verbal. Espero que haya resultado interesante. Y como siempre les invito a comentar sobre el tema.

Fuentes:”El Gran Juego”-Carlos Martín Perez.”Psicología Evolutiva I”-Pilar Herranz Ibarra y Purificación Sierra García.

¿Puede un niñ@ darnos una lección de motivación?

Creo que después de ver este vídeo de la pequeña Jessica,hemos salido de dudas. Seguro que si antes de ir a entrenar, a trabajar o buscar trabajo,etc. hiciéramos este ejecercicio de autoafirmación,la forma de enfrentarnos a los obstáculos diarios sería diferente.

Nosotros ya empezamos a relizarlo -"CONSIGUEtuMETA es la mejor página web…..Me gusta CONSIGUEtuMETA"-.

:-)

2 pruebas de ingenio para empezar la semana.

El primer reto consiste en unir todos los puntos de la imagen sin que el lápiz deje de contactar con el papel y utilizando sólo 4 trazos.

(Click en la imagen para ampliar)

El segundo reto tiene como base las ilusiones ópticas. Consiste en identificar caras en la imagen. Lo normal es identificar 7 (yo estoy en ese grupo jejeje), más de 7 es para nota ;-)

(Click en la imagen para ampliar)

Las soluciones en unos días a través de nuestra página de Facebook, aunque los muy ansiosos pueden recurrir a Google.